Qué ver en Sallent de Gállego

Bienvenido a Sallent de Gállego. Bienvenido al valle de Tena.

Un paraíso natural donde sus montañas, ríos y bosques serán para ti tu nuevo destino favorito. 

No sólo por su belleza, en cualquier época del año. Si no por su variedad de actividades, para todos los gustos y edades. No tendrás tiempo para aburrirte, ¿quieres conocerlas?

El invierno es sin duda la época perfecta para los amantes de la nieve. El valle cuenta con una de las estaciones de esquí alpino más grandes de España, Formigal-Panticosa

Podrás visitar un bello Espacio Nórdico, situado en el Balneario de Panticosa. Aquí, además, puedes realizar también preciosas rutas con raquetas de nieve. 

Los más aventureros disfrutaréis seguro con las rutas con motos de nieve que hace Acción Pirineos en la zona de La Partacua (Piedrafita-Tramacastilla).

Pero si lo que estás buscando es adrenalina, tu plan infalible es lanzarte por la Tirolina doble de Hoz de Jaca, abierta durante todo el año (excepto el mes de noviembre).

 

También tiene sus instalaciones abiertas todo el año el Parque Faunístico de Lacuniacha, donde podréis ver todo tipo de animales en semi libertad que vivieron o viven entre nuestras montañas tensinas. 

El verano era una de las épocas preferidas de nuestro Fermín. Le encantaba ir a pescar dar paseos por Lasarra o simplemente tumbarse a escuchar el ruido de las marmotas. Y si hubiera existido en su época, seguro que hubiera sido un asiduo del embarcadero Suscalar, donde podéis alquilar kayaks y patines para disfrutar de las aguas del Pantano de Lanuza. 

Antes de llegar a casa a descansar, después de todas vuestras actividades, os recomendamos dar un paseo por Sallent de Gállego, uno de los pueblos de montaña más bellos de España. Sus calles empedradas, tejados de pizarra y tesoros arquitectónicos históricos como la Iglesias de la Virgen de la Asunción, harán que te enamores de esta localidad y de sus gentes, tal y como le ocurrió a Fermín. 

Abrir chat